Soy Sara, Licenciada en Ciencias Físicas en la especialidad de Física Fundamental pero antes de acabar la carrera ya quería ser profesora en Secundaria. Me gusta imaginar que en alguna de mis clases hay jóvenes que en el futuro serán investigadores y que descubrirán cosas increíbles. Para ellos hice este blog. Bienvenido



viernes, 12 de abril de 2013

Cuando una imagen vale más que mil palabras.

Hace ya varios meses que leyendo el suplemento de El Semanal recorté una foto y la puse en la corchera de la habitación. En ese momento pensé: "¿cómo has podido alguna vez explicar la ley de Lavoisier sin enseñar esta foto?"

Ví clarísimo que no debía estar repitiéndo en clase mil veces el enunciado de la ley, símplemente tenía que permanecer callada, enseñarles la foto y dejar que especularan un ratito, discutieran, dieran sus hipótesis etc.
Después les hablaría de Lavoisier, claro, de su vida y de su muerte en el guillotina y puede que incluso sería buena idea colgar la imagen en clase. Si alguien olvidase la ley entonces les señalaría la foto con las cejas bien levantadas.
El autor de la imagen es Fritz Goro y fue tomada en 1949. Este fotógrafo fue un pionero en la fotografía científica y desde hoy, formará parte de mis explicaciones de la ley de Lavoisier. Si te quedas con ganas de conocer más acerca de la obra de Fritz no dudes en pinchar aquí y la revista LIFE te mostrará una selección de su obra. Muy, muy recomendable.
Fritz murió en 1986 a los 85 años y hoy, bastante tiempo después, soy consciente de que este fotógrafo formará parte de mis futuras clases.  Los genios nunca mueren, está claro.

7 comentarios:

  1. Y siempre es bueno recordar lo que dijo el juez cuando se apeló la polémica sentencia para salvar a Lavoisier del filo de la guillotina:: "La república no necesita de sabios". Bueno, fue un adelantado, vinieron oscuros tiempos después en varios países, en los que, desde el poder, se dijo lo mismo de sus sabios, con otras palabras y otras acciones, pero igual de autodestructivo para la ciencia y para el país de turno... hasta hoy en día.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias por tu comentario Alejandro!
    ¡Cuánta razón tienes!
    Un comentario muy acertado.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Tal vez te intererse:
    Ciencia en el aula
    Por Gabriel Gellon. Expedición Ciencia
    De caracoles y berilio
    Tensiones entre datos y teorías
    http://www.cienciahoy.org.ar/hoy131/CIENCIAENELAULA.pdf
    Saludos desde Buenos Aires otoñal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la recomendación! La leeré con atención y con mucho gusto en cuanto el día me de un respiro.
      Saludos!
      Hasta pronto.

      Eliminar
    2. Sí! Confirmado. Buen artículo y buena manera de reflexionar sobre qué ocurre ante datos que parecen no encajar con lo pre-establecido. No conocía la historia del caracol de Darwin y tampoco detalles sobre pesos atómicos tan diferentes de los reales (el del Uranio en sus inicios). Interesante la perspectiva de cómo afrontaron ese desfase entre observación y teoría estos dos grandes.
      Gracias por compartir el artículo!

      Eliminar
  4. Hola, desde Cientificom, gracias por hacerte seguidora. Yo ya estoy acostumbrado (gratamente) a tener nuevos seguidores en mi blog, pero para la gente de Cientificom, recién ingresados al mundo Twitter por este web, sos de los primeros y están muy contentos. Yo estoy haciendo mi lista de links de profesores de otros horizontes en la red que aman la ciencia y lo que enseñan, (Sara Alonso con TFQ incluida), para ponerlo en el sitio de Cientificom. Saludos agradecidos :).

    ResponderEliminar
  5. ¡Estar entre los links de Cientificom será todo un honor! Bravo por la creación de webs como esa. Nos hacen tanta falta....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar