Me gusta la Química y adoro la Física. Considero que ambas explican el mundo de una forma especial y a veces sorprendente.
La Física y Química me ha regalado la profesión más bonita del mundo: soy profesora. La vida me ha llevado a enseñar otras materias en diferentes niveles y en todos ellos descubro pequeños seres que tienen aún mucho que descubrir pero también mucho que aportar. Para ellos se creó este blog. Bienvenido/a.


viernes, 24 de mayo de 2013

La ridícula idea de no volver a verte: Marie Curie y Rosa Montero en estado puro

¡Qué libro tan maravilloso de Rosa Montero! Estoy saboreándolo poco a poco intentando que dure más tiempo entre mis manos. Procuro leer sólo dos o tres páginas cada día porque me gustaría gozar más tiempo de su lectura. Sé que será un gran libro para mí porque hay una prueba que no falla: me cuesta soltarlo, no quiero que acabe.

El libro contiene al final 28 páginas del diario que Marie Curie escribió tras la muerte de Pierre. Marie contaba entonces con 39 años, justo los mismos que tengo yo ahora.
Es un tesoro que al leerlo me puso los pelos de punta. Esa mujer extraordinaria narra los últimos días de la vida de Pierre y el mazazo brutal que supuso su muerte. Conocía cosas valientes de Marie pero no tantos detalles y tan sobrecogedores. Rosa me los ha hecho llegar y me los ha traducido, los ha interpretado para que yo los entienda, para que entienda a Marie.

Es delicioso entremezclar la historia de Pierre y Marie con la de Rosa y todo ello salpicarlo de radiactividad, de Nobel, de vida, de amor, de entrega, de recuerdos, de casualidades, de Física, de Química y como punto de partida, el dolor de las muertes y las pérdidas. Hermosísimo.
 
Aquí tienes un enlace en donde puedes encontrar la sinopsis, el precio e incluso comprar el libro.
 Si tienes la posibilidad de adquirirlo hazlo sin dudarlo y si no es posible entonces pídelo en la biblioteca. ¿Te he fallado en alguna de mis recomendaciones?

PD: Gracias Ana, por ser la primera en darte cuenta que me gustaría esta obra. Leer a Rosa y a Marie está siendo un auténtico placer para mí.